Últimos temas
» Afiliacion Elite [Legado Ninja]
Jue Ene 15, 2015 12:10 am por Invitado

» Leyzan (ficha esperando revision y criticas OwO)
Dom Mayo 04, 2014 8:51 am por Corvo Attano

» se buscan miembros para el staff~~
Mar Abr 29, 2014 5:05 pm por Denker

» Ficha de Tasha (en construcción)
Mar Abr 29, 2014 3:50 pm por Denker

» REPORTEN GENTE
Lun Abr 28, 2014 7:28 pm por Shitsu R. Leben

» O.W. [Foro RPG Naruto/Inuyasha/Saint Seiya] normal
Dom Abr 27, 2014 2:18 pm por Invitado

» One Piece Sea Crown [Afiliación Élite] [Cambio de Botones]
Dom Abr 27, 2014 12:10 am por Invitado

» La bala pérdida Jinx/Lis.
Lun Abr 14, 2014 4:56 pm por Denker

» Cargos [Peticiones]
Dom Abr 13, 2014 11:03 am por Denker


Lucy Est ...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lucy Est ...

Mensaje por Lucy E. Bidau el Vie Ago 30, 2013 5:55 pm

Nombre: Lucy Est

Sobrenombre: -

Familia: Bidau

Organización: -

Raza: Humana

Genero: Femenino

Posición:

Descripción física: Lucy es una chica alta y esbelta, de piel clara y pelo largo, lacio y de color marrón rojizo con ojos de color azul grisáceo. Suele vestir con una camisa blanca ajustada a medida, de cuello formal con líneas celestes, de botones, y un bolsillo en el pecho y mangas largas. Lleva una corbata algo suelta y floja de color rojo. También lleva una chaqueta que aparentemente le queda grande, sujetada por los hombros y sin abrochar, de color marrón claro. En la parte inferior lleva unos pantalones negros cortos sujetados de un cinturón ancho de color blanco, medias de color negro y botines sin tacón.

Descripción psicológica: Tiene una personalidad bastante corriente, aunque nunca dice lo que piensa, suele ser bastante amable y amigable con los demás, procura sonreírle a todo el mundo, y siempre es justo con todos. Le gusta el buen humor y se ríe por todo, aunque puede que a veces puede que esté seria, también tiene sus momentos. Suele pensar mucho, le gusta soñar despierta y eso la hace algo despistada. Otra cara de ella es que es demasiado orgullosa, aunque por lo general no le importa que la ignoren o le digan algo malo, ella contesta a eso "Y a quién le importa." Pero si eso pasa con alguien a quien ella aprecia, es capaz de convertirse en la peor enemiga de todos que se atrevan a eso.

Expediente Histórico:  Nació en la casa de la familia Bidau bajo un cuidado muy intenso ya que nació sietemesina. Fue hija única siempre aunque nunca perdió las esperanzas de tener un hermano, su parentesco con la familia es un poco lejana, no están muy unida a la familia pero aún así la aprecia, porque hasta donde ella es consciente ellos son gente buena y eso le agrada. Sus padres, actualmente desconocidos desaparecieron pero cuando eso ocurrió, ella ya era totalmente capaz de cuidarse sola así que no temió nada.  La relación con sus padres nunca fue buena, siempre la educaban a su gusto y tenía que hacer todo como ellos quisieran, sobretodo su padre era quien más la controlaba. Por otra parte ella siempre ocasionó problemas portándose mal y ocasionando problemas con todo el mundo, pero no era malvada. La situación económica de la familia era bastante buena y exitosa, nunca faltaba de nada, pero la ropa que ella tenía siempre la estropeaba en el barro, los zapatos los perdía por ahí siempre, era un autentico desastre. Cuando sus padres desaparecieron se volvió mas pulcra y responsable. Pero desde la perspectiva de ella, tuvo una infancia feliz, a pesar de los contantes controles de sus padres, siempre lograba escaparse y una vez que se escapaba, no volvía hasta la noche y, había veces que no volvía hasta por la mañana. Después quedó al cargo de su primo segundo, que una persona con un corazón noble y también un tanto delicado. Siempre estaba feliz y componía música. La dejaba ser libre, pero ella no era como antes y se quedaba con él siempre, y le gustaba oírle tocar el piano.  5 años después sufrió un ataque al corazón a causa de tanta comida salada que comía, y esta vez se quedó sola del todo, con la fortuna que le dejó su primo segundo.

Edad aparente: 17

Edad Real: 100

Altura/Peso: 1'67 m y 62 kg.

Sexualidad: Heterosexual

Deseos:  Sabiduría, Salud

Gustos: observar, pensar, mirar al cielo y dormir.

Disgustos: Personar molestas, el ruido, disturbios, mentiras.

Miedos o Debilidades: Muerte, amenazas, amor

Otros:


Spoiler:

Lucy E. Bidau

Mensajes Mensajes : 47

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lucy Est ...

Mensaje por Denker el Vie Ago 30, 2013 7:29 pm



Genial has entrado a la torre, ahora deberás hacer tu fanfic si lo deseas, de lo contrario la ficha sera cerrada y se te dara el rango de 10F.

Tu elección de ser de la familia "Bidau" una de las 10 grandes familias a sido aceptada desde ahora en adelante eres "Bidau Lucy Est" por otra parte se te prohíbe el emparejamiento con cualquier eurasia, por otra parte tu elección de familia a sido solamente aceptada por la única razón del bono como tambien se a hecho con otros usuarios.

pd: bonito code casi tan bonito como el de reed(?)okno.. odio cuando me quedo sin pd u-u



:Bitch: 

Denker
Guardián
 Guardián

Mensajes Mensajes : 178

Ver perfil de usuario http://towerofgod.forosactivos.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Lucy Est ...

Mensaje por Lucy E. Bidau el Sáb Ago 31, 2013 12:20 pm

FANFIC



Esta es la historia que explica mis movimientos hasta ahora, mi motivo de vivir y porque lucho para escalar a la torre, a la cima, pasando por encima de todo el mundo, de cualquiera sin importarme nada más, porque todos deseamos algo pero mi deseo va más allá del deseo material, hay mil razones por las que debería abandonarlo pero solo una por la que seguirlo, y esa razón, esa, vale más que todas esas miles. Porque todo comenzó cuando era una cría, una cría maleducada, bueno, no exactamente... digamos que era flor de una primavera.  Mis padres lo pasaban fatal lidiando conmigo y, aunque yo no entendía nada, no tiraron la toalla. Un día salí de allí, me alejé bastante de ellos y encontré un lindo mapache. Era un mapache muy tierno y decidí cogerlo. A mis padres no les gustaban los animales y pensé, pero me dio exactamente igual, jugué con él varias horas allá donde lo encontré, un lugar cuyo nombre no me acuerdo. Cuando regresé y lo dejé libre por la casa, mi madre comenzó a ponerse histérica y mi padre cogió una escopeta. Al ver lo que estaba a punto de pasar (Con 6 años tenía que ver ese tipo de cosas) cogí al mapache y me encerré en una habitación con él, el mapache estaba asustado, así que lo escondí debajo de mi camiseta mientras atrancaba la puerta, para que no pudieran entrar, aquel día era el último que los vería. -No te preocupes, te voy a proteger, mejor salimos de aquí- Después de asegurarme de que la puerta no se abriría, me levanté y rápidamente con el mapache debajo de la camisa, abrí la ventana que estaba en la pared opuesta de la puerta. Primero saqué al animal por si acaso, aunque fue difícil porque no para quieto, estaba demasiado nervioso. Y finalmente salí yo. La ventana estaba algo alta para mi altura y no llegaba, así que me subí al mueble estantería que había al lado, y logré alcanzarla. La venta era de esas que se abren desde abajo hacia arriba, de cristal y madera, solo esperaba no quedar atrapada.  Salté y el mapache me estaba esperando, pero al caer me hice daño en una rodilla, y oí el ruido de que ya habían abierto la puerta, rápidamente por la ventana asomó padre con la escopeta, y le pegó dos tiros el mapache que estaba a mi lado.

-¡Q-que…!- Yo sólo veía al animal tendido en el suelo, inmóvil, viendo cómo poco a poco su charquito de sangre creía más rápido. No tenía palabras, simplemente me quedé sin habla. Después de eso llego la señora madre, interrumpiendo el silencio después de la muerte del animal, donde nadie dijo nada. Madre me agarró y me levantó, propinándome una bofetada en la cara. ¿Por qué las cosas tenían que ser así? ¿Por qué? Ese animal no había hecho ningún mal a nadie. Y entonces lo entendí todo. Si yo no cometiera errores tan estúpidos nadie tendría que pagar las consecuencias, si tan solo pudiera saber todo lo que mis actos pueden llegar a ocasionar, el mapache estaría aún vivo. El error fue cogerlo y llevarlo a casa. Mientras madre me agarraba del brazo y me llevaba a rastras de nuevo dentro de la casa, miré a mi padre. No sentía pena, y mi madre, era egoísta. Decidí que era hora de liberarse. Frené en seco e iré del brazo para soltarme, en ese momento madre se giró e intentó volver a cogerme, pero la esquivé rodando y me levanté torpemente, perdí un zapato en ese momento. Salí corriendo rápido antes de que madre pudiera hacer nada, aunque tampoco hizo mucho, solo intentó agarrarme, pero no se molestaría en ir tras de mí. Fui a una casa más grande que la nuestra, y más lujosa,  y eso que la nuestra era una belleza. Era la casa de mi primo segundo. Ya había estado antes allí, era una persona encantadora, de corazón noble y algo maniático. Siempre me trataba bien, y podía ir siempre que quisiera. Llegué a la puerta muy sucia, con el traje algo roto y sin un zapato, algo despeinada. Aunque después de lo que pasó, yo sabía que tenía la culpa. Me despeiné un poco más y me quité un calcetín, después me ensucié la cara y me puse una hoja en el pelo, todo eso para dar más pena, yo sabía que cuidaría de mí. Llamé a la puerta. La puerta la abrió un hombre alto, no muy fuerte, con el pelo gris, lentes y una pipa en la boca. Vestía con un traje y dejaba a la vista una cadena de oro que correspondía a la de un reloj de bolsillo. Esa persona era mi primo segundo. A mí me encantaban los relojes de bolsillo, y el los coleccionaba junto a más tipos de relojes, era todo un experto. Al principio miró hacia el frente, sabiendo perfectamente que era yo quien estaba llamando y que era pequeña. -¿Quién es? ¿Es una broma? ¡¡Malditos gamberros!!- Yo le miré y me reí.

-¡¡Nooo!! ¡Que soy yo!-

-¡No veo a nadie...! ¿Lucy? ¿Dónde estás?

Me acerqué a él y tiré de su pantalón, para que me viera, bajó la mirada hasta mi y se quedó boquiabierto. –Lucy, ¿Qué te ha pasado? No, no, no, no, no y no. No digas nada. Pasa y ve a bañarte. ¿No te da vergüenza?

Yo reí y entré corriendo dentro de la casa. Yo ya la conocía perfectamente, el baño estaba arriba así que subí rápido las escaleras. Fui quitándome la ropa y tirándola por todos lados a medida que iba subiendo las escaleras, cuando llegué a la bañera, encendí el grifo y esperé a que se llenara del todo. El ama de llaves lo vio todo y se acercó a él. –Señor… ¡Mire como lo ha dejado todo!-

-No te preocupes Graciela, ¡Es una niña tan solo!- Se fue al salón principal riendo con la pipa en la boca. –Dile que cuando esté bien limpia venga aquí, jajaja  y tenle ropa lista… jajajajaja y recoge el desastre, por favor… -No se podía aguantar la risa.

El baño ya estaba lleno y me metí dentro, el agua estaba ardiendo pero no importaba. En un rato entró Graciela, era amable pero siempre quería todo limpio. Era una señora de unos 45 años, tenía el pelo marrón claro y recogido con un moño. Vestía elegante y con un delantal. Me trajo ropa que tenía aquí, ya que solía venir mucho y la dejó encima de una cesta al lado de la bañera. –Vamos, ya tienes que salir, te está esperando abajo. Lucy… ¿Por qué eres tan descuidada? ¡No hay quien pueda contigo!- Sonrió. Yo le devolví la sonrisa y salí de la bañera, cogiendo una toalla, me vestí, lo que había era un traje de color celeste, zapatos negros y ropa interior. Graciela me peinó y me secó el pelo. Cuando bajé, tío (así le llamaba) estaba sentado en su sillón leyendo un libro. Yo me acerqué y me miró. –Dime. ¿Qué pasó para que aparecieras con ese aspecto?- Yo me senté en otro sillón que había al frente, el hizo gento de que cogiera una taza de té, pero sólo cogí galletas. Entonces le empecé a contar todo lo que pasó, el mapache, la escopeta… todo. El me miró un poco apenado. Esta vez sí cogí una taza de té. –Tío, voy a decirle a Graciela si me cambia este té por un chocolate caliente.

Después de un rato volví con una taza de chocolate bien calentita, pero tío no estaba, estaba en la entrada. Yo me bebí el chocolate y fui con él.
-Lucy, vamos a casa de tus padres. Deben estar preocupados.- Yo me entristecí, porque quería quedarme con él, pero sentí que tenía razón, eran mis padres al fin y al cabo. Cuando llegamos estaba todo silencioso, las ventanas estaban rotas y la puerta  estaba abierta. Algo había pasado. Entré en la casa corriendo a pesar de que tío no quería, y fui a buscarlos, empecé a gritar y a llamarlos, pero nadie respondió. Lo único que había era una carta de una baraja. La cogí del suelo, estaba medio quemada. –Tío… ¿Qué es esto?- le enseñé la carta.

–Eso es un joker. ¿Dónde lo encontraste? Da igual. Parece que algo terrible ha ocurrido… será mejor que nos vallamos de aquí, daré reporte a las autoridades, vamos, Lucy.

Pasaron días, semanas, meses, años… nunca los encontraron. Así que viví con él hasta el día de su muerte.

10 años después.

-Tío, tienes que ser más responsable, el médico te ha dicho que no fumes más, y que no tomes tanta sal… eres débil del corazón…

-Que no pasa nada, hombre.

El tío ya era viejo, tenía 56 años y tenía una enfermedad en el corazón, aun así siguió componiendo y almacenando relojes como antaño, y sonreía con la misma fuerza que nunca. Me daba pena y no era de las personas que mandan sobre los demás, pero todo eso lo pagó caro él y yo. Cierto día en el que Graciela se ausentó, el tío tuvo un ataque al corazón, mientras yo dormía. Él murió. Estaba tirado en el salón principal. Bajé corriendo las escaleras en cuanto lo ví y empecé a zarandearle, a gritarle pero no obtuve respuesta alguna por su parte. –¡¡¡¡TÍO, TÍO!!! ¡¡¡¡DESPIERTA!!!! Tío…- Nadie contestó.

A esa edad ya sabía que mis padres fueron asesinados, por algún tipo de psicópata. Pero tío era todo lo que me quedaba, y no soportaba la idea de perderlo. Últimamente siempre estaba preocupada por su salud, pero él no me escuchaba, y yo no era muy persuasiva. Finalmente tomé una decisión. En la familia siempre se hablaba de escalar la torre misteriosa, había una leyenda que decía que si llegas a la cima, tu mayor deseo se concederá. Y tomé la decisión de escalarla, costara lo que costara, incluso si fallecía en el intento. Ya nada importaba, en ese momento mi corazón se apagó por completo. ¿Qué pasaba con la gente me rodeaba? ¿Acaso había alguien velando en contra mía? ¿Era un sueño? ¿Por qué... a mi? Era todo tan decepcionante. La gente que me rodeaba se estaba muriendo, todas las personas que me importaban fallecían. Graciela me consolaba, diciendo que la muerte forma parte de la vida. Sin la muerte no hay vida. Si alguien me estaba haciendo la vida imposible, alguna clase de brujería, lo había logrado. Esto no era un sueño, porque en los sueños no es normal sentir tanto dolor.  ¿Por qué tenía que pasarme esto a mi? No podía ser. No tenía la respuesta para todo. Todo era por qué, por qué, por qué y más por qué. Si tan solo fuera capaz de saberlo todo... si fuera más fuerte... podría al menos vengarme de la matanza de mis padres y el arrasamiento de mi antigua casa. ¿Se era posible la capacidad de cambiar los acontecimientos? Si había una respuesta afirmativa, estaba dispuesta a conseguir el CÓMO. Cuando se le enterró, me dejó todas sus pertenencias y la casa a mi, ya que no tenía hijos. Pero una noche en la que no podía dormir a causa de la fiebre me levanté y miré el techo. Y la respuesta afirmativa pudo volver a mi mente por un instante. Empecé a recordarlo todo, la causa de la muerte de aquel mapache, la causa de la muerte de mis padres, y la causa de la muerte de mi querido primo segundo.

-Ya veo… es... es por mi culpa… si tan solo… si tan solo hubiera estado a su lado… o le hubiera exigido mejor cómo cuidarse…  estaría vivo. Entonces… esto es lo que tengo que hacer, no permitiré que nadie más se haga daño por mi culpa, escalaré esa maldita torre que la familia aguarda tanto. Porque ya no me importa nada. Ya no tengo a nadie.- Definitivamente, estaba preparada para desaparecer y alcanzar mi deseo. ¿Cuál deseo? El deseo de la vida eterna. El deseo de la sabiduría. Salud, sabiduría... las cosas materiales nunca la llamaron la atención. Era hora de ser fuerte.

Lucy E. Bidau

Mensajes Mensajes : 47

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lucy Est ...

Mensaje por Invitado el Mar Sep 03, 2013 6:31 pm

Felicidades Lucy, tu Fan-Fic ha sido moderado por Jackson Reed y yo (Alice Zahard) y a conclusión de ambos se te otorgará el rango 8F y la posición de Portadora de Luz.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Lucy Est ...

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 2:32 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.